miércoles, mayo 29, 2024
Statera Immigration
InicioTipsNavidad en Canadá: Edición para recién llegados.

Navidad en Canadá: Edición para recién llegados.

Imagínalo: un cielo gris-azulado, farolas antiguas adornadas con poinsettias, grandes copos de nieve blancos cayendo suavemente sobre una calle cubierta con una capa perfectamente inmaculada de nieve. El típico paisaje invernal que todos imaginan al mudarse a Canadá.

Por supuesto, por otro lado, hay quienes imaginan Canadá como los confines más lejanos del norte, donde estamos a -40 grados Celsius y tenemos osos polares descansando en nuestros patios traseros.

La primera Navidad en Canadá es una experiencia única. La primera nevada te sorprenderá y desaparecerá tan rápidamente como llegó mucho antes de diciembre. La segunda nevada te hará desear que la nieve permanezca para que puedas disfrutar de las actividades típicas de invierno, como hacer ángeles de nieve, tener peleas de bolas de nieve y beber chocolate caliente frente a la chimenea. ¿La verdad? Podrás hacer todo esto. Y luego, como el resto de nosotros, el amor y anhelo por la Navidad y el invierno se convertirán en una relación complicada.

La cuestión es que, con la nieve llega el frío y con el frío viene el hielo y eventualmente el barro. Este ciclo de congelación y descongelación del invierno genera sentimientos complicados. Sin embargo, a pesar de la relación de amor y odio que todos sentimos, el invierno viene con sus propias actividades emocionantes. Desde patinaje hasta esquí y chocolate caliente acurrucado en el sofá, el invierno tiene mucho que ofrecer si estás dispuesto a enfrentar el frio. 

La clave es prepararte adecuadamente para enfrentar el frío. Naturalmente, la lista puede cambiar según donde estés en Canadá, pero aquí tienes algunos consejos básicos de un inmigrante canadiense experimentado:

  1. Usa una chaqueta abrigada para combatir el frío, las de plumas son las mejores. Una buena chaqueta será tu salvación, así que asegúrate de considerarla una inversión.
  2. Compra un conjunto de guantes calientes. Aunque puede parecer suficiente meter las manos en los bolsillos, todos necesitamos usar las manos de vez en cuando, y en esos momentos es cuando el frío comienza a penetrar profundamente en tus huesos. Incluso hay guantes para personas aficionadas a la tecnología que les gusta enviar mensajes y caminar.
  3. Esto suena básico, pero unas buenas botas impermeables son imprescindibles. Con la cantidad de nieve y barro que trae el invierno, lo último que no necesitas es resfriarte porque tienes los calcetines mojados. Además, aunque ninguna cantidad de tracción te evitará resbalar en el hielo, las botas con buena tracción y suelas gruesas harán una gran diferencia al atravesar nieves pesadas y parches helados y te ayudarán a evitar accidentes

Y ahí lo tienes, ¡el paquete básico para sobrevivir a un invierno canadiense!

RELATED ARTICLES
- Anuncio -
Statera Immigration

MÁS POPULARES

COMENTARIOS RECIENTES